jueves, 24 de abril de 2014

Hornazo de Salamanca

Ya se acerca el Lunes de Aguas, una de las fiestas más importantes, si no la que más, para todos los salmantinos! Para el que no lo sepa, se celebra el segundo lunes después del domingo de Resurrección, y esa tarde todos los charros nos vamos al campo (cada uno a donde puede) a comer un buen hornazo acompañado de unas tortillas, regado todo con vino tinto. Mucha gente piensa que el nombre de Lunes de Aguas tiene algo que ver con las lluvias típicas de Semana Santa, pero lo que se celebra en realidad es algo mucho más pagano: en el siglo XVI Felipe II ordenó que, durante los días de Cuaresma y Pasión, se prohibiera comer carne y cometer pecados carnales como forma de duelo penitencial. Para evitar las tentaciones, el Miércoles de Ceniza las prostitutas eran expulsadas durante esos días a no menos de una legua de la ciudad, a una zona conocida como el Arrabal, al otro lado del río. Cuando se pasaba la Semana Santa, las rameras regresaban guiadas en barca (de ahí lo de las aguas) por el famoso "padre Putas", un sacerdote que se encargaba de traerlas de vuelta, con lo que Salamanca se veía envuelta en una grandísima fiesta de carne, desenfreno y descontrol, que servía como desahogo al mes y medio de represión carnal.
Los salmantinos somos muy nuestros y hoy en día, como no podía ser de otra forma, se sigue celebrando casi de la misma manera, aunque la prohibición de comer carne en Semana Santa sólo la respeta la generación de mis abuelos (y no toda) y las prostitutas de la ciudad no tienen que irse durante la Cuaresma. El caso es que en el Lunes de Aguas hay que organizarse bien, reunirse con la familia y los amigos y darle al hornazo y al vino, disfrutando de la compañía todo lo que se pueda.

Para el que no sea de Salamanca, el hornazo original, el charro, es una especie de empanada de embutido, con chorizo, lomo, huevo... muy consistente y que nos encanta a todos. No es la receta más dietética del blog, pero una vez al año, el Lunes de Aguas, no hace daño a nadie. Hay mil maneras de prepararlo y el secreto real de conseguir un buen hornazo está en la masa.
Si queréis un buen hornazo, comed uno casero. Los de las pastelerías, para alguien de afuera, no están mal, pero para un salmantino de verdad no son nada buenos. Generalmente, intentan abaratar costes a base de reducir la cantidad y la calidad de la carne del relleno. En la zona de la Sierra de Francia suelen añadirle un toque de anís a la masa (que personalmente no me gusta nada) o añadir el huevo sin partir (incluso con cáscara y todo). Como veis, como con cualquier receta, el hornazo tiene mil versiones pero si de verdad queréis probar el mejor del mundo (y sin exagerar), haced la receta de mi madre y no escatiméis en los ingredientes, que ahora mismo os cuento. Allá vamos!







DIFICULTAD: Media-alta.

TIEMPO DE PREPARACIÓN: Dos horas.

INGREDIENTES PARA LA MASA:
- Medio kg de harina.
- Un vaso (250 cl) de aceite de oliva.
- Un vaso de leche.
- Un sobre de levadura (mejor si es fresca).
- Un huevo.
- Sal.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:
- Un kg de lomo fresco en filetes.
- Un chorizo.
- Media docena de huevos cocidos.



PREPARACIÓN

  • Podemos estropear fácilmente un hornazo si, por ahorrarnos un par de euros, escogemos un relleno de baja calidad. Eso es lo que diferencia un hornazo casero de uno de panadería (que, por lo general, tiene mucha masa y poco relleno), así que si os decidís a hacerlo, comprad un buen chorizo y un lomo de categoría.



  • Comenzamos la receta por el relleno: En una cazuela ponemos los huevos a cocer con agua y un chorrito de vinagre de vino. Por otro lado, en una sartén echamos aceite de oliva y freímos el lomo fresco a fuego fuerte, vuelta y vuelta, procurando que quede crudo por dentro. Se va a acabar de hacer en el horno, así que sólo queremos marcarlo, es decir, cerrarlo por fuera para que no se nos seque después. El aceite que sobre no lo tiréis, lo vamos a usar para hacer la masa ya que tendrá todo el sabor de la carne.
  • Cuando lo tengamos listo, nos ponemos a preparar la masa del hornazo: mezclamos bien el harina, la leche, la levadura y el huevo. Añadimos un poquito de sal y el truco para que la masa quede sabrosa: echamos un vaso (250 cl) del aceite de oliva que hemos utilizado para freír los filetes de lomo (cuidado con el aceite, esperad a que se enfríe). Si no tuviéramos suficiente aceite con la de la sartén, rellenamos lo que falte con aceite de oliva virgen cruda. Amasamos con energía hasta que la mezcla sea homogénea, hacemos una bola grande y la dejamos que repose media hora aproximadamente.




  • Separamos la bola en dos pedazos y alisamos cada uno por separado con ayuda de un rodillo. Una de las dos capas la colocamos en una bandeja de horno para que sea la base de nuestro hornazo. Procurad no dejar una masa demasiado fina ya que el relleno es consistente y puede hacer que se nos rompa la masa al cogerlo. Espolvoreamos harina sobre la superficie de trabajo para que la masa no se nos pegue.




  •  Cuando lo tengamos listo, colocamos los filetes (que ya estarán templados) encima de la base del hornazo.



  • Partimos el chorizo en rodajas (por favor, un chorizo de calidad) y lo colocamos encima del lomo. Las rodajas que no sean ni muy finas ni demasiado gordas, algo intermedio. 



  • Cuando lleven 14 minutos hirviendo, retiramos los huevos de la cazuela, los pelamos y partimos en rodajas para colocarlos encima del chorizo, tal y como vemos en la foto. 



  • Cogemos la otra porción de la masa, que habremos alisado también, y la colocamos encima. Con ayuda de un tenedor, plegamos los bordes y los aplastamos para cerrar bien el hornazo, y pinchamos un poco la masa para que el vapor que se genere en el interior por la cocción de los ingredientes pueda escapar al exterior y no nos hinche la masa. 



  • Si nos ha sobrado algo de masa, podemos añadir elementos decorativos para mejorar la presentación. 



  • Si tenemos un pincel (y si no, con los dedos) untamos la superficie con huevo batido para que quede brillante cuando lo metamos al horno. 



  • Poco más se puede decir. Horneamos a 180ºC hasta que la masa coja color doradito. Ya solo queda lo más difícil: encontrar una buena cantidad de amigos con los que compartir este manjar. Que aproveche!!





Ya sabéis, si os gusta la receta o tenéis alguna sugerencia, dejadme un comentario. Gracias! ;)



11 comentarios:

  1. ¡Que pinta Dios! Me encanta la receta, esta me la anoto. Te sigo en twitter
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hornazo es de esas recetas que sabe incluso mejor de la pinta que tiene, así que apúntate la receta, prepárala y me escribes para contarme! Nos seguimos en twitter, un saludo!

      Eliminar
  2. No conocía la existencia del Lunes de Aguas, pero la historia que has contado para explicar su origen me parece de lo más interesante. El hornazo, aunque contundente, tiene que estar buenísimo. Eso sí, para comerlo no muy a menudo por lo calórico que es y ya sabemos que la operación bikini está a la vuelta de la esquina, jajaja. Un besote.
    Aliño con cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no conoces el Lunes de Aguas ni el hornazo... quedas invitada a disfrutarlo aquí! Si alguna vez vienes por Salamanca, procura probarlo, pero no uno cualquiera, sino el auténtico y original. Y si no, prueba a hacerlo tú, te gustará!

      Eliminar
  3. Muy calórico si, pero una vez al año no hace daño y tiene que estar riquísimo. Que lo disfrutéis... Un bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Mari, una vez al año no hace daño! Así que hay que disfrutarlo! Gracias por la visita ;)
      Un bs

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. A mí, en la distancia, se me hace la boca agua pensando en nuestro hornazo... :-)
    Que es una bomba, sí, ya lo sé. Pero se sube uno un par de puertos en bici y ya está, no?
    Un abrazo, Charles, y hasta pronto.
    Chis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una bomba, sí, pero está taaaaaaan buena... :) :)
      Besitos mil!

      Eliminar
  6. Hola me gusta tu blog y quería invitarte a formar parte de www.recetapordia.es un directorio para blogs y recetas de cocina donde sólo tienes que registrar tu blog y aparecerán los enlaces a tus recetas para que te visiten. Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  7. hola Charles!

    Acá en Honduras realisé esta receta y vaya si si gustó! Como acá no tenemos chorizo puse carne de garrobo (un reptil similar a una iguana) y fue realmente un asierto.

    Un gran abrazo!

    E. P.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...