jueves, 24 de abril de 2014

Hornazo de Salamanca

Ya se acerca el Lunes de Aguas, una de las fiestas más importantes, si no la que más, para todos los salmantinos! Para el que no lo sepa, se celebra el segundo lunes después del domingo de Resurrección, y esa tarde todos los charros nos vamos al campo (cada uno a donde puede) a comer un buen hornazo acompañado de unas tortillas, regado todo con vino tinto. Mucha gente piensa que el nombre de Lunes de Aguas tiene algo que ver con las lluvias típicas de Semana Santa, pero lo que se celebra en realidad es algo mucho más pagano: en el siglo XVI Felipe II ordenó que, durante los días de Cuaresma y Pasión, se prohibiera comer carne y cometer pecados carnales como forma de duelo penitencial. Para evitar las tentaciones, el Miércoles de Ceniza las prostitutas eran expulsadas durante esos días a no menos de una legua de la ciudad, a una zona conocida como el Arrabal, al otro lado del río. Cuando se pasaba la Semana Santa, las rameras regresaban guiadas en barca (de ahí lo de las aguas) por el famoso "padre Putas", un sacerdote que se encargaba de traerlas de vuelta, con lo que Salamanca se veía envuelta en una grandísima fiesta de carne, desenfreno y descontrol, que servía como desahogo al mes y medio de represión carnal.
Los salmantinos somos muy nuestros y hoy en día, como no podía ser de otra forma, se sigue celebrando casi de la misma manera, aunque la prohibición de comer carne en Semana Santa sólo la respeta la generación de mis abuelos (y no toda) y las prostitutas de la ciudad no tienen que irse durante la Cuaresma. El caso es que en el Lunes de Aguas hay que organizarse bien, reunirse con la familia y los amigos y darle al hornazo y al vino, disfrutando de la compañía todo lo que se pueda.

Para el que no sea de Salamanca, el hornazo original, el charro, es una especie de empanada de embutido, con chorizo, lomo, huevo... muy consistente y que nos encanta a todos. No es la receta más dietética del blog, pero una vez al año, el Lunes de Aguas, no hace daño a nadie. Hay mil maneras de prepararlo y el secreto real de conseguir un buen hornazo está en la masa.
Si queréis un buen hornazo, comed uno casero. Los de las pastelerías, para alguien de afuera, no están mal, pero para un salmantino de verdad no son nada buenos. Generalmente, intentan abaratar costes a base de reducir la cantidad y la calidad de la carne del relleno. En la zona de la Sierra de Francia suelen añadirle un toque de anís a la masa (que personalmente no me gusta nada) o añadir el huevo sin partir (incluso con cáscara y todo). Como veis, como con cualquier receta, el hornazo tiene mil versiones pero si de verdad queréis probar el mejor del mundo (y sin exagerar), haced la receta de mi madre y no escatiméis en los ingredientes, que ahora mismo os cuento. Allá vamos!




lunes, 14 de abril de 2014

Pasta de caracoles con zumo de melocotón y pechuga de pavo

Esta semana toca innovar y jugar con el sabor agridulce. Os propongo un plato de pasta ligero, ideal para los deportistas, pero muy sabroso y con un toque especial: la salsa está hecha con zumo de melocotón y albaricoque. A simple vista puede sonar extraño, pero el resultado es, sin duda, de lo mejorcito. Allá vamos!


martes, 8 de abril de 2014

Volovanes de quesito

Vamos con otra receta de las facilitas, que nos vienen genial cuando tenemos invitados sorpresa y no sabemos qué preparar. Con apenas diez minutos, unos quesitos y unos volovanes (vol-au-vents) ya lo tenemos listo. Vamos a por ellos!



lunes, 31 de marzo de 2014

Entrevista para Rebañando.com

El otro día los amigos de Rebañando.com me hicieron una entrevista a modo de bienvenida a su grupo de bloggers gastronómicos, al que, por cierto, os invito a que visitéis. Las preguntas iban, sobre todo, relacionadas con el blog y con cómo ha evolucionado desde el principio, os la dejo por si queréis leerla!



jueves, 27 de marzo de 2014

Merluza con nata al horno

Una comparsa de Cádiz cantaba hace unos años: "Tiempo, necesito tiempo [...] quién me regala su tiempo, que no le bendigo más, tan sólo pido un momento y otro más..." Hay veces que pasan los días y uno no saca tiempo para nada, o al menos no tanto como para hacer todo lo que quisiera. A mí me ha pasado últimamente y, por desgracia, no he podido ponerme a escribir buenas recetas. Es en esos momentos cuando la cocina se vuelve, si cabe, más importante aún. Que sólo tengamos unos minutos para preparar la comida no quiere decir que tengamos que tirar de comida basura, de fritanga o de algo precocinado. Hoy vamos a hacer una merluza de manera muy sencilla y que nos llevara poco más de un cuarto de hora en prepararla, así que no tenemos excusa para decir aquello de: "es que no me ha dado tiempo". ¿Estáis listos? Allá vamos!



lunes, 17 de febrero de 2014

Paté de aguacate y langostinos

Tras unas pequeñas vacaciones en el blog, retomamos la actividad con nuevas ideas, nuevas recetas y nuevos sabores! Lo que os traemos hoy es un entrante sencillo de hacer pero con una mezcla de sabores que va a sorprender a más de un comensal. Se trata de una crema de aguacate con langostinos y surimi, que nos la han preparado Julio (el especialista en tortillas de los Bufones) y Marta (la fotógrafa oficial del equipo), expresamente para el blog, así que muchísimas gracias y... allá vamos!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...